¿Es mi empresa franquiciable?

Una vez que el empresario haya probado tener un producto o un servicio y un concepto exitoso, es natural que piense en crecer y ampliar su negocio cubriendo nuevos mercados. Para lograrlo existen diferentes opciones, pero quizás, para una gran cantidad de empresas, la más acertada por sus múltiples ventajas sea la franquicia.

¿Franquiciar mi empresa?

¿Puedo franquiciar mi empresa?

La pregunta no es si puedes, sino cuando puedes.

Toda idea, toda empresa, todo modelo de negocio es susceptible de prosperar en un mercado global como el actual y crear valor para expandirse bajo el formato de franquicias.

La clave reside en si estás preparado, o si es el momento de hacerlo.

Pero para eso estamos nosotros, para ver si podemos dar el siguiente paso o sino es así, para prepararte a conseguirlo.

 

Análisis del sector.

Identificación de los valores diferenciales e innovadores del negocio

Definición y registro de marca.

Definición de productos y servicios.

Análisis de la capacidad para replicar el modelo de negocio.

Definir el perfil del franquiciado, y saber gestionarlo.

Crear un plan de negocio.

Análisis de la demanda y estudio de mercado.

¿Por qué franquiciar?

Minimiza los costes de expansión.

Esto no significa que franquiciar una empresa y expandirse con esta fórmula no suponga un coste alguno en su crecimiento. Franquiciar tiene sus exigencias a nivel económico y organizativo, aunque sensiblemente inferiores a los de cualquier otro modelo de expansión.

Fórmula de éxito al alcance de la empresa.

Esto no significa que franquiciar una empresa y expandirse con esta fórmula no suponga un coste alguno en su crecimiento. Franquiciar tiene sus exigencias a nivel económico y organizativo, aunque sensiblemente inferiores a los de cualquier otro modelo de expansión.

Amplitud y rapidez de crecimiento.

La franquicia, con un desarrollo adecuado y continuado, favorecerá el posicionamiento de la empresa en su ámbito de actividad. Tanto por su anticipación ante posibles competidores en aquellos mercados en los que estos últimos no tengan presencia como por el sentido de red y de liderazgo que probablemente consigamos transmitir a nuestro mercado.

Influencia en el entorno empresarial.

La decisión de franquiciar nuestra empresa tendrá una influencia importante ante los diferentes agentes relacionados con nuestra actividad, como a los proveedores, los clientes y los competidores. Debemos tener claro por qué franquiciar nuestra empresa, ya que también les afectará a ellos.

Mayor rentabilización del crecimiento.

La expansión nos llevará a un aumento de las ventas y la imagen de marca. Además, posibilita a la empresa que franquicia la posibilidad tareas de central de compras obteniendo los mayores réditos. Pero esto no acaba aquí. La empresa que desea franquiciar basará su crecimiento en una asistencia permanente que llevará su correspondiente una contraprestación económica por parte de los franquiciados de la cadena.

¿Qué hacer antes de franquiciar?

Expandirse para crecer, no para fallecer

Analizar la estructura de costes de mi compañía. Expansión, logística, marketing, marca…. Tu modelo debe ser replicable pero sobre todo, ¡debe ser rentable!

 

Estandarización.

Si quieres franquiciar, es porque tienes una fórmula de éxito. Pero cuidado, el factor humano y el entorno son variables principales en la evolución de un negocio. Por ello es muy importante dejar todo bien estandarizado y elaborar protocolos. Y sí, ¡el conocimiento es uno de los más importantes!

Sinergias con tu propia empresa

Si se gestiona de forma adecuada, cada paso que des en tu proceso de expansión te proporcionará retorno en todas las áreas de tu empresa. Imagen de marca, clientela, reputación, márgenes, reducción de costes, gestión de conocimiento o mayores recursos. 

Tu negocio, ¿seguro?
Toda actividad comercial tiene repercusión directa en las empresas de su entorno. Pero, ¿has analizado la independencia que tiene tu organización respecto a tus proveedores, clientes y competidores?

Debes crear barreras de entrada para que no puedan seguir tus pasos, asegurarte de la capacidad de respuesta ante una expansión de tus proveedores o cómo van a reaccionar tus clientes ante este nuevo cambio en tu organización.

No es sólo una venta, sino una aventura

No amigos, estructurar un modelo de franquicias no consiste únicamente en la venta de un negocio de éxito. Debes ser consciente que estamos ante un WIN TO WIN y que, por tanto, tus logros dependen directamente de los de cada uno de ellos. 
Debes acompañarlos pero sobre todo, saber cómo hacerlo.

TE LLAMAMOS

×
¿Hablamos?